HISTORIA DE LA LITERATURA LATINOAMERICANA 2

Publicado en por Elena Amador Naranjo

LA LITERATURA DEL DESCUBRIMIENTO Y LA COLONIA


Fue el periodo que inició desde la llegada de Cristobal Colón en 1492 hasta 1700 aproximadamente, en este período de tiempo los países europeos se hicieron con el poder de diversos territorios americanos. El país en tener mayor territorio en el "Nuevo Mundo" fue España, el cual tenía en su poder la mayoría del continente, sin embargo, varios países europeos contaban con territorio en el continente americano como lo eran Holanda, Francia y Portugal.

LA LITERATURA

La literatura colonial se dio en América mientras las potencias europeas mantenían el control político y religioso. Sus relatos combinaron la tradición literaria de Europa con la cultura americana. Esta literatura esta creada por los representantes en la colonia del país colonizador (España), y no de los del país colonizado (América).

Desaparecieron las normas de la cultura nativa, pero también muchas técnicas perduran, inclusive hasta hoy: en agricultura, medicina, tejidos y cerámica. Sobrevivió difícilmente la literatura, la arquitectura, la escultura y las pinturas nativas que tendieron a coger cada vez más rasgos europeos. Muchas palabras de los indígenas, prohibidas al comienzo en la conquista, después fueron aceptadas y hasta utilizadas por los propios hispanos.

 

Las primeras obras literarias fueron escritas después del desembarque de Cristóbal Colon, a través de las Crónicas, que eran las cartas de presentación de los españoles donde describían a su rey, los lugares descubiertos en el Mundo Nuevo. Por ejemplo Fray Bartolomé de las Casas, defensor de los indios, en   “Brevísima Relación de la Destrucción de las Indias”, se refirió  al trato que los españoles daban a los pueblos nativos, de los cuales muchos desaparecieron por completo.

 

Las primeras obras literarias de la literatura latinoamericana pertenecen a la tradición literaria española, las colonias de ultramar y la influencia por el barroco. En el contexto colombiano la colonia fue un periodo histórico posterior a la conquista en el que el imperio español ejerció total dominio administrativo, gubernamental y económico sobre la actual Colombia. Hubo una gran producción artística y literaria en todo el territorio latinoamericano.

Desde el siglo XVI, el imperio español comenzó a adquirir poderío sobre territorios sumamente extensos, lo que hacía difícil la presencia de los reyes católicos en todos ellos. Fue necesaria la creación de la figura del virreinato, un modelo administrativo que tenía como base la división de las zonas conquistadas en territorios más pequeños con figuras administrativas independientes, lo que facilitaba la protección del imperio frente a posibles ataques. Cada virreinato tenía un centro administrativo desde el cual el virrey, que era la máxima autoridad en las colonias, ejercía su poder sobre otros funcionarios.

El centro administrativo del virreinato estaba situado en Santafé de Bogotá, había sido fundada por Jiménez de Quesada. Santafé fue una de las primeras ciudades de la región en las que se comenzaron a construir colegios y universidades, cuya educación era impartida, casi de manera exclusiva, por religiosos que se habían quedado en territorio americano en el periodo de la conquista. Esto impulso el contacto de los criollos y de los indios en la cultura europea, lo que pronuncio un amplio desarrollo cultural y artístico.

Se comenzó a consolidar una identidad propia cuya base fue el intercambio cultural entre europeos, indios y esclavos. Esto, además de ser sumamente importante para la posterior consolidación del país, resultó indispensable para la creación de una expresión literaria y artística propiamente latinoamericana.

La literatura de la colonia, en Colombia, es el conjunto de obras literarias producidas durante el periodo colonial en el territorio que actualmente corresponde a la nación colombiana. Constituye el momento en que aparecen obras literarias escritas por personas nacidas en el territorio americano. La literatura de la colonia fue fuertemente influenciada por la literatura barroca de Europa, especialmente producida durante el Siglo de Oro español.El principal género empleado durante la literatura de la colonia fue la narrativa, específicamente la crónica urbana.

Se generó una diferenciación socioeconómica en satisfactorio, una restricción del alfabetismo a las clases superiores o pequeños grupos de sus dependientes, ellos impidieron que la procedencia social de los literatos trascendiera la clase señorial y que la actividad literaria se profesionalizara.

II.  características

Durante el largo periodo de la conquista y colonia siguió existiendo la censura del tribunal de la inquisición en la nueva granada, lo que hizo que los escritos producidos en el país, así como los importados de Europa, fueran de difícil publicación. Esto obligó a que la literatura se dedicara a tópicos religiosos, como la vida de santos, que no era objeto de censura.

La literatura se distribuyó mediante copias manuscritas. Principalmente se caracterizó por retomar las principales estructuras formales empleadas por los poetas del Siglo de Oro como el soneto y el endecasílabo, fusionar la estructura de la crónica con el lenguaje poético como sucede en el desierto prodigioso y el prodigio del desierto, mezclar diferentes temas como la religión con la filosofía, exaltar el papel de los conquistadores, los gobernantes y los reyes mediante textos de carácter histórico y la presentación de los textos literarios no se distinguía de la ceremonia religiosa, de la ceremonia pública o simplemente familiar.

III.  Autores

AMÉRICO VESPUCIO

(Amerigo Vespucci; Florencia, 1454 - Sevilla, 1512) Navegante italiano cuyo nombre originaría la denominación del continente americano. Como es sabido, Cristóbal Colón murió creyendo que había llegado a las Indias, sin sospechar que aquellas islas de las que había tomado posesión en nombre de la Corona de Castilla pertenecían a un nuevo continente. Un amigo suyo, Américo Vespucio, fue el encargado de decir a la vieja Europa que las tierras halladas por Colón no eran las asiáticas, sino que formaban parte de una "cuarta pars" del mundo a la que daría su nombre involuntariamente. Este hombre, insignificante frente a la gran figura de Colón, también murió sin conocer los efectos de su revolucionaria noticia: la póstuma gloria, derivada de ese bautismo casual, para él y para su linaje

https://www.biografiasyvidas.com/biografia/v/fotos/vespucio.jpg

Américo Vespucci era un florentino que había llegado a España como empleado de comercio poco antes de la primera salida de Colón. La casa bancaria de los Médicis lo envió a Castilla para una misión mercantil por cuenta de un tal Beraldi, y el italiano se acomodó en las cercanías de la corte estableciendo contactos y proyectando negocios con algunos destacados señores. Cuando el 15 de marzo de 1493 regresó Cristóbal Colón de su primera singladura y habló de las inmensas riquezas encontradas, las casas comerciales de Génova y Venecia empezaron a especular con la posibilidad de abrir nuevas rutas para el transporte de las especias, producto codiciadísimo en aquella época. También los Médicis trataron de informarse con vistas a orientar sus futuros negocios, y posiblemente las primeras noticias de la hazaña de Colón llegaron a ellos a través de las cartas, más o menos precisas, de Vespucio.

La repentina muerte de Beraldi, sin embargo, dejó a Américo sin patrón y sin medios de vida. Así nació su propósito de emprender él mismo viaje a las Indias, lo que hizo en 1497 y luego en mayo de 1499. En esta segunda expedición, dirigida por Alonso de Ojeda, siguió la ruta del tercer viaje de Colón: el 4 de mayo de 1499, las naves zarparon del Puerto de Santa María y, tras veinticinco días de navegación, llegaron a la desembocadura del Orinoco, ya descubierta por Colón, e iniciaron el recorrido de la costa en dirección norte. Las características geográficas de la costa baja e inundable, así como los accidentes previos a la entrada al lago Maracaibo, recordaron Venecia a Américo Vespucio y, por ello, llamó a aquellas tierras Venezuela o pequeña Venecia. La expedición de Ojeda prosiguió su exploración hasta alcanzar el cabo de Vela, en la actual Colombia, y los cartógrafos fijaron por primera vez parte del contorno de las tierras descubiertas.

A su regreso, Vespucio continuó con su labor informativa para los Médicis y, según parece, se dispuso a emprender nuevos viajes. Aunque la autenticidad de sus posteriores expediciones ha sido puesta en duda por numerosos historiadores, el mismo Vespucio da cuenta en sus cartas de dos más. En el tercer viaje, al servicio del rey de Portugal, asegura haber costeado Brasil y regresado a Lisboa en julio de 1502; y en el cuarto, también por cuenta portuguesa, debió de recorrer de nuevo las costas brasileñas a finales de 1503, confirmando sus sospechas de que aquel continente no era Asia. Lo cierto es que en 1504 se publicó en Augsburgo el opúsculo Mundus Novus (Nuevo Mundo), donde se reproducía una carta de Vespucio a Lorenzo de Médicis en la que narraba sus viajes, y al año siguiente se imprimía su segunda obra, Lettera di Amerigo Vespucci delle isole nuovamente ritrovate in quattro suoi viaggi, en la que expresaba su convencimiento de que entre Europa y Asia existían nuevas tierras.

Tan extraordinarias revelaciones fascinaron al cosmógrafo alemán Martin Waldseemüller, quien decidió editar en 1507 las cartas de Vespucio junto a su Cosmographiae Introductio. En este trabajo incluía los retratos de Ptolomeo y Vespucio, y en su prefacio escribió: "Ahora que esas partes del mundo han sido extensamente examinadas y otra cuarta parte ha sido descubierta por Américo Vespucio, no veo razón para que no la llamemos América, es decir, tierra de Américo, su descubridor, así como Europa, África y Asia recibieron nombres de mujeres."

CRISTÓBAL COLÓN

https://www.biografiasyvidas.com/biografia/c/fotos/colon_cristobal.jpg(Cristóforo Colombo; Génova, 1451 - Valladolid, 1506) Descubridor de América. El origen de este navegante, probablemente italiano, está envuelto en el misterio por obra de él mismo y de su primer biógrafo, su hijo Hernando Colón. Parece ser que Cristóbal Colón empezó como artesano y comerciante modesto y que tomó contacto con el mar a través de la navegación de cabotaje con fines mercantiles.

En 1476 naufragó la flota genovesa en la que viajaba, al ser atacada por corsarios franceses cerca del cabo de San Vicente (Portugal); desde entonces Colón se estableció en Lisboa como agente comercial de la casa Centurione, para la que realizó viajes a Madeira, Guinea, Inglaterra e incluso Islandia (1477).

Luego se dedicó a hacer mapas y a adquirir una formación autodidacta: aprendió las lenguas clásicas, que le permitieron leer los tratados geográficos antiguos (teniendo así conocimiento de la esfericidad de la Tierra, defendida por Aristóteles o Ptolomeoy comúnmente aceptada entre los estudiosos del siglo XV), y empezó a tomar contacto con los grandes geógrafos de la época (como el florentino Toscanelli).

 

Una idea audaz y equivocada

De unos y otros llegó a Cristóbal Colón la idea de que, siendo la Tierra esférica, la costa oriental de Asia podría alcanzarse fácilmente navegando hacia el oeste. Una serie de cálculos erróneos le habían hecho subestimar el perímetro terrestre y le llevaron a suponer, en consecuencia, que Japón se hallaba a 2.400 millas marinas de Canarias, distancia que, en realidad, es la que separa las Antillas del archipiélago canario.

Por otra parte, algunos marineros portugueses versados en la navegación atlántica le informaron seguramente de la existencia de islas que permitirían hacer escala en la navegación transoceánica; e incluso es posible que, como aseguran teorías menos contrastadas, tuviera noticia de la existencia de tierras por explorar al otro lado del Océano, procedentes de marinos portugueses o nórdicos (o de los papeles de su propio suegro, colonizador de Madeira). En cualquier caso, hacia 1480 Colón estaba decidido a acometer la empresa de abrir una ruta naval hacia Asia por el oeste, basado en la acertada hipótesis de que la Tierra era redonda, y en el doble error de suponerla más pequeña de lo que es y de ignorar la existencia del continente americano, que se interponía en la ruta proyectada.
LOS VIAJES DE COLÓN

https://www.biografiasyvidas.com/biografia/c/fotos/colon_viajes.jpgEl interés económico del proyecto era indudable en aquella época, ya que el comercio europeo con Extremo Oriente, basado en la importación de especias y productos de lujo, era extremadamente lucrativo; dicho comercio se realizaba por tierra a través de Oriente Medio, controlado por los árabes. Los portugueses llevaban años intentando abrir una ruta marítima a la India bordeando la costa africana, empresa que culminaría Vasco Da Gama en 1498.

 

El descubrimiento de América

 

Colón ofreció su proyecto al rey Juan II de Portugal, quien lo sometió al examen de un comité de expertos. Aunque terminó rechazando la propuesta, el monarca portugués puso previamente como condición que no se zarpase desde las Canarias, pues, en caso de que el viaje tuviera éxito, la Corona de Castilla podría reclamar las tierras conquistadas en virtud del Tratado de Alcaçobas. Colón encontró demasiado arriesgado partir de Madeira (sólo confiaba en los cálculos que había trazado desde las Canarias) y probó suerte en España con el duque de Medina Sidonia y con los Reyes Católicos, que rechazaron su propuesta por considerarla inviable y por las desmedidas pretensiones de Colón.

 

Finalmente, la reina Isabel la Católica aprobó el proyecto de Colón por mediación del tesorero del rey, Luis de Santángel, a raíz de la toma de Granada, que ponía fin a la reconquista cristiana de la Península frente al Islam (1492). La reina firmó las llamadas Capitulaciones de Santa Fe, por las que concedía a Colón una serie de privilegios como contrapartida a su arriesgada empresa. Obtenida la financiación necesaria, y contando con la inestimable ayuda de Martín Alonso Pinzón, Colón armó una flotilla de tres carabelas (la Pinta, la Niña y la Santa María) con las que partió del puerto de Palos (Huelva) el 3 de agosto de 1492.


EL DESCUBRIMIENTO DE AMÉRICA (CUADRO DE DIÓSCORO PUEBLA, C. 1862)

https://www.biografiasyvidas.com/biografia/c/fotos/colon_descubrimiento_america.jpgColón navegó hasta Canarias y luego hacia el oeste, alcanzando la isla de Guanahaní (San Salvador, en las Bahamas) el 12 de octubre de 1492. Por primera vez (si se prescinde de la gesta sin consecuencias de los vikingos) un grupo de europeos pisaba tierras americanas, aunque ni Colón ni sus tripulantes eran conscientes de ello. En aquel viaje descubrió también Cuba y La Española (Santo Domingo), e incluso construyó allí un primer establecimiento español con los restos del naufragio de la Santa María (el fuerte La Navidad). Persuadido de que había alcanzado las costas asiáticas, regresó a España con las dos naves restantes en 1493.

Colón realizó tres viajes más para continuar la exploración de aquellas tierras. En el segundo (1493-1496) tocó Cuba, Jamaica y Puerto Rico y fundó la ciudad de La Isabela; pero hubo de regresar a España para hacer frente a las acusaciones surgidas del descontento por su forma de gobernar La Española. En el tercer viaje (1498-1500) descubrió Trinidad y tocó tierra firme en la desembocadura del Orinoco; pero la sublevación de los colonos de La Española forzó su destitución como gobernador y su envío como prisionero a España.

Tras ser juzgado y rehabilitado, se revisaron sus privilegios (quedando excluido el poder virreinal) y emprendió un cuarto viaje (1502) con prohibición de acercarse a La Española; recorrió la costa centroamericana de Honduras, Nicaragua, Costa Rica y Panamá. Regresó a España en 1504 y pasó el resto de su vida intentando conseguir mercedes reales para sí mismo y para sus descendientes, pues el rey Fernando el Católico intentaba recortar los privilegios concedidos ante las proporciones que iba tomando el descubrimiento y la inconveniencia de dejar a un advenedizo como único señor de las Indias.

Colón había descubierto América fortuitamente como consecuencia de su intuición y de su fuerza de voluntad. Aunque fracasó en su idea original de abrir una nueva ruta comercial entre Europa y Asia, abrió algo más importante: un «Nuevo Mundo» que, en los años siguientes, sería explorado por navegantes, misioneros y soldados de España y Portugal, incorporando un vasto territorio a la civilización occidental y modificando profundamente las condiciones políticas y económicas del Viejo Continente.

De Américo Vespucio procede el sonoro nombre con que se bautizó al Nuevo Mundo; no es extraño que una etimología popular (falsa porque Colón es una castellanización de su apellido italiano) hiciese derivar del nombre del descubridor términos nada prestigiosos, como colonialismo o colonizarEl descubrimiento de América fue, en efecto, el pistoletazo de salida de la colonización europea del continente, empresa en la que se dieron cita el heroísmo y la barbarie, el propósito evangelizador y la explotación o exterminio de los indígenas, el ideal imperial y la sed de oro y poder.

 

Pioneros de este proceso, que ocuparía todo el siglo XVI y al que pronto se sumarían otras potencias europeas, fueron los llamados conquistadores, como Hernán Cortés(México), Francisco Pizarro y Diego de Almagro (Perú) o Pedro de Valdivia (Chile), entre otros muchos. Aunque los vikingos habían llegado a América del Norte unos quinientos años antes (expedición de Leif Ericson), no habían dejado establecimientos permanentes ni habían hecho circular la noticia del descubrimiento, quedando éste, por tanto, sin consecuencias hasta tiempos de Colón.

 

SOR JUANA INÉS DE LA CRUZ (1651-1695)

 

Nacida en lo que hoy es México, es un ejemplo de la unión entre las creencias religiosas y el talento literario. Su verdadero nombre fue Juana de Asbaje y Ramírez, considerada como la representante más destacada del barroco americano. Aprendió a leer a los tres años y pidió ir a la universidad a muy temprana edad, actividad completamente negada para la mujer de aquella época. La repentina decisión de Juana de hacerse monja fue, para muchos, incomprensible. Durante mucho tiempo se sostuvo que las razones se debían a una desilusión amorosa, pero parece que escoger la vida religiosa fue para Juana la oportunidad de continuar con su vida de estudio de contacto con literatos, hombres de ciencia y cultura que la honraban con sus visitas y su amistad. La obra de Sor Juana Inés abarcó todos los géneros. Tocó el tema amoroso, filosófico y religioso. En ella destacan poemas extensos como: “Primer Sueño” y “El Divino Narciso”, “Los empeños de una casa”, “Respuesta a sor Filotea de la Cruz” etc.


ALONSO DE ERCILLA

 

(Madrid, 1533-id., 1594) Poeta español que relató la conquista de Chile en el célebre poema La Araucana. Educado en la corte, donde su madre era dama de la emperatriz, sirvió como paje al príncipe Felipe, futuro Felipe II, y le acompañó en sus viajes por Flandes e Inglaterra. La importancia de este personaje fue su participación en diversas batallas en chile donde comenzó a escribir su gran poema llamado La Araucana, en donde narra los hechos más significativos de la expedición que el hizo en chile.

SAN JUAN DE LA CRUZ
(Juan de Yepes Álvarez; Fontiveros, España, 1542 - Úbeda, id., 1591) Poeta y religioso español. Nacido en el seno de una familia hidalga empobrecida, empezó a trabajar muy joven en un hospital y recibió su formación intelectual en el colegio jesuita de Medina del Campo. Este personaje fue importante por sus aportes poéticos místicos en donde explica la doctrina en la que está. También tuvo sus grandes momentos en la época de la conquista.

BERNAL DÍAZ DEL CASTILLO
Nació el 21 de abril de 1492 en Medina del Campo (Valladolid). En 1514, y junto a Pedro Arias Dávila, se lanzó a conocer el Nuevo Mundo. Pasaron algún tiempo en Nombre de Dios, Panamá. Desde allí partió a Cuba,   pasada una temporada, se unió a la expedición de Francisco Hernández de Córdoba, iniciada en febrero de 1517. Este año comenzó a contactar con el país que más tarde se llamaría Nueva España. De hecho en esa expedición pudo percatarse de la existencia de ciudades en el ámbito de Yucatán. Se cree que falleció en Antigua Guatemala en 1584.
JUAN DE CASTELLANOS

Nació en Alanís, España el 9 de marzo de 1522. Desde muy joven vino a las indias. Fue pescador de perlas, llevó una vida difícil en Riohacha, escribió para un soldado conquistador; luego se acento en Cartagena y murió como favorecido eclesiástico en Tunja en 1606. Juan de Castellanos fue el más americano de todos los cronistas ya que abordo las costumbres mestizas en su tierra y en sus inconvenientes. Fue un gran conocedor del hombre nacionalista o patriota; presencio la época de la colonia y en esto se refleja su importancia.

ImagenFRAY BARTOLOME DE LAS CASAS

 

Otro campo de la literatura colonial fue el religioso, España creo el Santo Tribunal de la Inquisición que se encargaba de mantener intacta la fe católica en su patria y en sus colonias americanas, castigando con la muerte a los que dudaran de la Iglesia Católica y del Papa.

La Inquisición se convirtió para las colonias en un policía que vigilaba la cultura intelectual, prohibiendo o aceptando la circulación de los pocos libros que se habían escrito y publicado en América y de los que provenían de España. Esto afecto la cultura literaria del Nuevo Mundo, pues nuestros pueblos no tuvieron el derecho a conocerse a sí mismos y a buscar su identidad.

JUAN RODRÍGUEZ FREYLE (1566–1642)

 

También conocido con el apodo de “Freyle”, fue un escritor del Reino de la Nueva Granada que fue conocido en el mundo de la literatura por haber escrito El Carnero, libro que desarrolló a una avanzada edad. El texto es considerado como una de las mejores referencias bibliográficas sobre los hechos que ocurrieron en la época. Específicamente, el libro sirve como una relación al proceso de los primeros años coloniales que dieron origen al país conocido en la actualidad como Colombia.

https://www.lifeder.com/wp-content/uploads/2018/11/Frayle-221x300.jpg

Existen pocos datos bibliográficos con respecto a la vida del escritor; sin embargo, se sabe que no llegó a recibir una educación completa durante su infancia. Incluso se manejan varias hipótesis sobre las causas y la fecha exactas de su muerte, la cual se estima que ocurrió en el año 1642. Sin embargo, su muerte también pudo haber tenido lugar en el transcurso del año 1640. Llegó a participar en diversas actividades militares y a residir en España durante seis años, país en donde sufrió una crisis económica que lo obligó a regresar al Reino de Nueva Granada.

VIDA

Freyle nació el 25 de abril de 1566 en Bogotá, que fue la capital de Reino de Nueva Granada, como era conocido el grupo de 16 provincias coloniales ubicadas en América del Sur y que correspondió al área que en la actualidad conforman los territorios de Colombia, Panamá y Venezuela. Fue el hijo de Juan Freyle, quien fue soldado del conquistador español Pedro de Ursúa, y Catalina Rodríguez, de quien hay pocas referencias. Sus antecesores provenían de la ciudad de Alcalá de Henares, ubicada en España. Se dice que el escritor nació en el seno de una familia bien posicionada en cuanto a su estatus económico.

 
EDUCACIÓN Y MILICIA.
Rodríguez Freyle estudió en el seminario de San Luis; sin embargo, nunca recibió la orden de sacerdote debido a que fue expulsado por referirse al arzobispo Zapata como “Sabata”. Existe poca información con respecto a la educación que pudo haber recibido; a pesar de ello, se piensa que el escritor nunca llegó a recibir una educación completa. Se piensa que llegó a nutrir su intelecto gracias a las lecturas de los textos de Gonzalo García Zorro, quien fue un conquistador español que participó en la conquista española del pueblo de muisca; además llegó a ser alcalde de Bogotá en repetidas oportunidades.

Freyle llegó a participar en una serie de expediciones contra los indios Timanaes y Pijaos, las cuales estaban lideradas por Juan Buenaventura de Borja y Armendia: un español de la Casa de Borja que sirvió en el Reino de Nueva Granada y llegó a ser presidente. La experiencia con los militares españoles le permitió conocer al primer alcalde de Bogotá, Gonzalo Jiménez de Quesada.

ESTADÍA EN ESPAÑA

Años después de haber participado en las expediciones contra los indígenas, Freyle fue a España, país en el que estuvo durante aproximadamente seis años y en donde trabajó como secretario de Alonso Pérez Salazar. Este se encargaba de escuchar a las partes correspondientes de un proceso judicial.  Durante su estadía en el país europeo pudo observar el ataque realizado por el pirata Sir Francis Drake en los principales puertos de España. Este evento hizo que numerosas naves quedaran destruidas en 1587, cuando Rodríguez Freyle tenía aproximadamente 21 años de edad. Tras la muerte de Pérez Salazar, el escritor enfrentó severos problemas económicos que lo llevaron rápidamente a tomar una decisión drástica y volver al Nuevo Mundo.

REGRESO AL REINO DE LA NUEVA GRANADA

Al encontrarse en una difícil situación por el tema monetario y en un lugar tan alejado de su tierra natal, decidió volver a Reino de Nueva Granada, donde se estableció en Cartagena de Indias. Tiempo después, realizó un viaje a lo largo del río Magdalena para llegar hasta Santa Fe, donde se dedicó a la agricultura. Según algunas fuentes históricas, se cree que el escritor regresó a Bogotá, donde contrajo matrimonio con Francisca Rodríguez. También se piensa que pudo haber trabajado en la oficina de recaudación de impuestos. Rodríguez Freyle comenzó a escribir durante su tiempo libre cuando ya había alcanzado una edad avanzada. Era un aficionado a la literatura, hábito que lo llevó a desarrollar textos que fueron bien valorados para la época.

MUERTE

Existen pocos datos biográficos sobre el escritor, por lo que la fecha y las causas exactas de su muerte son desconocidas; a pesar de ello, se estima que pudo haber muerto en Bogotá, alrededor del año 1642. Otras fuentes señalan que la muerte de Juan Rodríguez Freyle tuvo lugar en el transcurso del año 1640.

BIBLIOGRAFÍA

 

 

http://9blaliteraturacolonial.blogspot.com/

http://wwwblogspotsofia.blogspot.com/

https://www.google.com.co/search?ei=rN2bXIrrF4n4_AboqYegCA&q=CRISTOBAL+COLON&oq=CRISTOBAL+COLON&gs_l=psy-

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post

louisa mendez 04/14/2020 19:34

Un lanzador de hechizos llamado Dr. Ajayi me ayudó a recuperar a mi esposo después de 2 años de separación debido a un malentendido y le rogué en varias ocasiones que volviera a casa para estar conmigo y nuestros tres hijos, pero en lugar de eso me niego a quedarme con otra mujer que creo Lo está manipulando. Vi un testimonio sobre el lanzador de hechizos, el Dr. Ajayi, mientras buscaba ayuda en línea, quien le explicó cómo la ayudó a sacar a su hermano de la cárcel después de realizar un hechizo de perdón para ella, realmente quiero que mi esposo regrese a casa, así que le envié un mensaje de texto. lanzador de hechizos en WhatsApp: +2347084887094 y me dijo lo que tenía que hacer, seguí todas las instrucciones y hoy también comparto mi testimonio porque mi esposo regresó a casa tres días después de que el Dr. Ajayi realizó un hechizo para que volviera a casa. están viviendo felices ahora Tenía dudas, pero ahora ya no tengo dudas porque todo lo que Spell Caster me contó sucedió tal como me lo explicó, así que si necesita la ayuda de un lanzador de hechizos para cualquier tipo de problema que enfrenta en la vida, póngase en contacto con el correo electrónico del Dr. Ajayi. : drajayi1990@gmail.com o WhatsApp: +2347084887094.